Emitiendo información veraz

Las policías de este país —demostrado está, sobre todo los días de temporal, y sólo cuando se lo “ordenan” los “jueces” políticos, con nulo esfuerzo se dedican a realizar sus “públicas funciones” vía teléfono. A veces se ocultan el rostro cuando en masa actúan para desahucios y practican detenciones ilegales. Parece que estas prácticas, por asiduas y habituales, ya no forman parte de la corrupción reinante y campante. Con ello, únicamente buscan la clandestinidad, el desapercibimiento de sus identidades a fin de ocultarse y buscar su exclusiva seguridad, sesgando la de los ciudadanos indefensos. Y así pretenden hacer valer un prestigio del que carecen. Las policías españolas, sirviendo y obedeciendo a los gobiernos políticos harto corruptos, se hacen cómplices de ellos impunemente.
Publíquese. Gracias. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*